miércoles, diciembre 30, 2009

Ardió su casilla en un asentamiento, es discapacitado y quedó en la calle

Aquí un compañero igualmente desasistido (en éste caso con Artritis Reumatoide y en Argentina, de 38 años). Necesita Diclofenaco pero la Sanidad pública de su país no se la cubre(otro que está perdido entre tanto trámite burocrático y tantas palabras bonitas sin más trascenencia). Lo del incendio "casi" me pasa a mí tb., por suerte quedó en eso, en el casi.

Luis Ojeda vive solo y padece una dura enfermedad. El viernes perdió todo en un incendio. Una historia dolorosa detrás de la pobreza y la miseria.

Ojeda vive desde el viernes en la casa de vecinos. Era jardinero, pero hace cuatro años le diagnosticaron artritis reumatoidea y no puede trabajar.

Publicada el 6 de Diciembre en La Mañana de Neuquén

Centenario > Luis Ojeda tiene 38 años, pero la vida le cargó dos décadas más de penurias y lamentos. Casi no puede caminar y se sostiene apenas con un palo seco que usa de bastón, y otras veces lo hace con la ayuda de algún vecino.
Es tan fuerte esa dificultad, que le duele mucho más que el incendio que anoche destruyó su casa, su perro, sus pertenencias y toda la historia clínica de cómo enfrentar una dura enfermedad con unos pocos pesos en el bolsillo.
El siniestro se produjo en la noche del viernes, cuando Luis estaba preparándose una sopa para irse a acostar. Su limitación física hizo que un palo se cayera sobre el fuego, y lo que sucedió después quedó en un triste relato para los bomberos.


Noticia completa(interesantísima de leer). Aquí:
http://www.lmneuquen.com.ar/noticias/2009/12/6/48707.php

Otro al que ayuda la IGLESIA(¡con lo malísima que es esta institución!). Hay que ver. Y varios vecinos solidarios(lo mismo que en el caso de la niña Celeste ya publicado hace un par de meses: Cuando el dinero SÍ dá la felicidad)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada