viernes, enero 08, 2010

Actuación del equipo de Cruz Roja en las Huelgas de Hambre

Interesantísimo extracto perteneciente a las monograficas.com.

"Casi, casi" igualito a lo que hicieron con Eva en agosto(que pasaron AMPLIAMENTE de la llamada de socorro que yo misma les efectué tanto a ellos como a Amnistía Internacional) y me temo que idem en el caso de Juan. Como veis hay "algo que NO CUADRA", una vez más, nuestros compañeros del otro lado del charco nos dan una lección. ¡Cuánto tenemos que aprender de ellos!. Del artículo se deduce que éste protocolo es PARA todo el MUNDO y forma parte de las BASES LEGALES Y ESTATUTARIAS DE LA CRUZ ROJA. ¿Otros que aquí en España, tampoco cumplen sus propias normas, como el Gobierno?. Curioso, MUY curioso. Y se supone que son ellos también los que están al frente del Banco de Sangre, ¿no?. ¡Como para analizar el retrovirus xrmv!. Aviaos vamos!!!!.

Actuación del equipo de Cruz Roja.

Las bases legales e estatutarias de la acción de la Sociedad Nacional de Cruz Roja y por ende en sus Filiales departamentales descansan esencialmente sobre la aplicación del principio Fundamental de Humanidad (…la preocupación de prestar auxilio sin discriminación a todos los heridos en los campos de batalla… se esfuerza en prevenir y aliviar el sufrimiento de los hombres en todas las circunstancias …tiende a proteger la vida y la salud, así como hacer respetar a la persona humana…); por otro lado en este campo ha de ceñirse ante todo en los principios de Neutralidad, Imparcialidad e Independencia

El actuar del equipo medico y paramédico de Cruz Roja en una huelga de hambre se sitúa dentro de una práctica médica general con una relación paciente-medico muy particular. Por lo siguiente: generalmente el paciente y médico o paramédico coinciden y pretenden mejorar la salud o prevenir la enfermedad del paciente para lo cual toman medidas adecuadas a tal fin.

En la huelga de hambre, los participantes se suponen sanos y están dispuestos a poner en riesgo su salud e incluso su vida por un fin que está fuera de ellos y no se relaciona con su salud. Sus intereses son contrarios con los del equipo médico y paramédico de Cruz Roja, en cuanto la función específica de éste es conservar la salud.

La supervisión de una huelga de hambre es una prevención de salud, en la medida que la responsabilidad del grupo es asegurar que los participantes emerjan de la huelga con el menor daño posible. El equipo de Cruz Roja debe actuar exclusivamente en el cumplimiento del acto asistencial hacia los huelguistas, dejando de lado la valoración política, ideológica o filosófica de la medida como ya habíamos mencionado, debe sobre todo normarse en los principios fundamentales.

El accionar del equipo de Cruz Roja debe estar pautado por los principios éticos y jurídicos vigentes. Su papel será de informar, controlar y tratar.

El equipo no puede negarse a actuar, comparta o no los fines de la medida. En caso contrario, colisiona con principios fundamentales del movimiento de la Cruz Roja.

Su actuación, desde el principio al fin, está pautada por el concepto de consentimiento. Es decir, su acción se basa en un contrato con los protagonistas de la medida. Esta situación ha sido puntualizada en numerosas ocasiones por la Asociación Médica Mundial.

Es imperativo que el equipo de Cruz Roja realice una correcta información sobre el tipo de atención a prestar, incluyendo una clara descripción de la manera en que será proporcionada y fundamentalmente las alternativas y riesgos que la huelga con lleva, incluso la muerte. En ese sentido, cuando se considere que existe riesgo cierto de vida, el consentimiento dejará de ser válido. Frente a esta situación el médico de Cruz Roja o responsable con autoridad debe proceder en el mejor interés del paciente, llegando a la decisión final de la suspensión de la medida individual o colectivamente. En este caso, la decisión es exclusividad del equipo médico, sin participación de terceras personas, esta situación límite deja de ser un enfrentamiento, entre el equipo sanitario y los huelguistas, cuando ha existido una interrelación efectiva durante el transcurso de la medida. En caso contrario y en la negativa de abandonar la huelga de hambre se debe tomar una decisión informando a la máxima autoridad siguiendo conducto regular, siendo en última instancia el que defina las medidas a seguir ante dicha eventualidad.

Recomendaciones generales para los huelguistas.

  1. El ambiente debe tener estas mínimas condiciones debe ser en lo posible de piso de madera, tener una ventilación adecuada, disponer de baños.
  2. Se debe hacer conocer que estas personas no deben realizar esta medida: Niños y mujeres en estado de gestación o que estén en cualquier etapa del puerperio. Personas que estén realizando tratamiento médico ambulatorio, personas con cualquier patología ulcero-peptica en tratamiento o no, patología cardiaca, renal, hepática. Las personas que estén cursando con un proceso infeccioso leve o moderado deberán ser dados de baja para evitar el contagio. Por convenio se prefiere no prescribir tratamiento medico alguno y mejor referir al paciente a centros hospitalarios.
  3. Se debe mantener limpio el ambiente, el aseo e higiene personal deben realizarse como de costumbre. Se debe aconsejar que no se puede fumar, o consumir bebidas alcohólicas.
  4. La ingestión de líquidos debe realizarse a tolerancia tratando de llegar a los 2 litros/día. Siendo de preferencia entre las 8 a 15 horas el mayor consumo de estos. Se aconseja comer dulces, preferentemente de elaboración artesanal. Para tratar de compensar el requerimiento energético cerebral.
  5. El consumo de coca, en infusión o mascticarla, no esta contraindicado, ya que esta produce una gastroparesia, (disminuye la motilidad intestinal) y una sensación de plenitud lo que disminuye la sensación de hambre.
  6. Si se evidenciara que los integrantes del grupo de huelga de hambre se alimentan, no se realizará comentario alguno.
  7. En caso de suspenderse la medida se recomendará el regreso a una dieta normal en forma en progresiva empezando con una dieta blanca blanda y fraccionada por espacio de 3 a cinco días.

Dr. Raúl Torrico Castillo

Departamento. Emergencias Medicas Cruz Roja Boliviana

raultorrico6t[arroba]hotmail.com


Info completa sobre el artículo(pinchar)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada