miércoles, enero 06, 2010

Obama le da un toque personal a su despacho y anuncia reformas lucha antiterrorista

5 de enero de 2010, 02:15 PM

WASHINGTON (AP) - Desapareció la platería decorativa. En su lugar hay ahora objetos históricos de metal y cerámicas de los indígenas nativos. En la estantería con libros se destaca un programa enmarcado del acto de 1963 en Washington en el que Martin Luther King pronunció su famoso discurso "I have a dream" (Sueño que...).

Barack Obama lentamente le ha dado un toque personal al despacho presidencial.

Es algo que, en mayor o menor grado, hacen todos los presidentes y se supone que cualquier cambio, por pequeño que sea, tiene un gran simbolismo.

A diferencia de los presidentes más recientes, que hicieron grandes arreglos en la Oficina Oval, Obama no quiso redecorarla. Consideró que no correspondía en una época de recesión. Pero poco a poco ha ido haciendo pequeños ajustes que reflejan su gusto.

La mesa detrás de su escritorio está repleta de fotos familiares --de su boda, de sus hijas cuando eran más chicas, del día en que lanzó su candidatura a la presidencia--, fotos que, según dice, "me recuerdan por qué hago lo que hago". Por la ventana, Obama puede ver a sus hijas Sasha y Malia jugando en los jardines de la Casa Blanca.

El despacho presidencial tiene ahora un busto de King, además del programa del acto en Washington que colgaba en la oficina de Obama en el Senado.

"Este despacho le recuerda a uno lo que hay en juego, todas las esperanzas y sueños que dependen de lo que sucede en la Casa Blanca", expresó Obama en una reciente entrevista con Oprah Winfrey.

La Oficina Oval es donde Obama firma las cartas que envía a las familias de soldados caídos en combate. Donde le informó a su consejo de guerra que había decidido enviar más soldados a Afganistán. Donde recibe los informes diarios de las amenazas que enfrenta la nación y sobre el estado de la economía.

El decorador californiano Michael Smith ayudó a Obama a hacer suyo el despacho.

Entre las novedades figuran cuatro cerámicas de artistas descendientes de los indígenas nativos, prestadas por el Museo Nacional del Indígena Americano. También hay tres aparatos mecánicos prestados por el Museo Nacional de Historia: un modelo del telégrafo de Samuel Morse de 1849, una fresadora de John Peer de 1874 y una rueda de palas para barcos a vapor de 1877.

El conservador de la Casa Blanca William Allman dijo que esos modelos patentados encajan bien con la personalidad de Obama, con "su interés en la historia del país, en la tecnología y en el espíritu creativo".

Las cerámicas y los demás objetos llegaron al despacho meses después de que fueron quitados los platos decorativos que había puesto George W. Bush. Obama dijo que no eran su estilo.

Una fuente con manzanas frescas, una tradición de los Obama, es muy elogiada por los visitantes y el mandatario siempre tiene a mano algunas golosinas M&M para los niños.

Obama sentó un tono menos formal en su despacho. Cuando la Casa Blanca difundió la primera fotografía suya trabajando allí, apareció con las mangas arremangadas. Bush, por el contrario, se preocupaba de estar siempre de saco y corbata al ingresar al despacho.

Los paisajes tejanos que había colgado Bush en las paredes desaparecieron incluso antes de la ceremonia inaugural. En su lugar hay ahora cuadros tradicionales de la Casa Blanca, incluido "The Avenue in the Rain" (La avenida con lluvia), de Childe Hassam, una visión impresionista de la Quinta Avenida de Nueva York repleta de banderas en un día de lluvia, y la "Estatua de la Libertad" de Norman Rockwell.

Ha habido asimismo pequeños ajustes a los que se les puede dar gran significado.

Algunos británicos se molestaron cuando el busto de King reemplazó a uno de Winston Churchill. Sin embargo, la decisión de devolver a los británicos el busto que el primer ministro Tony Blair le había dado a Bush fue tomada antes de la llegada de Obama.

En un aparente intento por aplacar a los británicos que se irritaron, la Casa Blanca destacó que Obama conservaría un portalapiceras de madera que le regaló el sucesor de Blair, Gordon Brown.

Hay algunas cosas que no cambian, no importa quién es el presidente.

El mármol encima de la chimenea está allí desde que William Howard Taft amplió el despacho y le dio su forma oval en 1909. También son intocables cuadros de George Washington (de Rembrandt Peale) y de Abraham Lincoln (de George Henry Story), lo mismo que el escritorio que la reina Victoria del Reino Unido le regaló al presidente Rutherford B. Hayes a fines del 1800.

Obama anunciará reformas en lucha antiterrorista

5 de enero de 2010, 02:41 PM

Por Matt Spetalnick

WASHINGTON (Reuters) - El presidente estadounidense, Barack Obama, anunciará el martes reformas para evitar futuros ataques como el que estuvo a punto de hacer estallar un avión de pasajeros el día de Navidad, en un intento por limitar el daño político tras el incidente.

Obama esbozará una seria de cambios, incluyendo mejoras en las criticadas "listas de alerta" de sospechosos de terrorismo, tras reunirse con los jefes de inteligencia y otros asesores de seguridad, dijo un funcionario de la administración.

El anuncio del presidente está previsto para las 16.00 hora local de Washington (2100 GMT).

En su primera jornada completa de trabajo desde que volvió de sus vacaciones en Hawái, el presidente enfrenta el desafío de responder a las preocupaciones de seguridad nacional, pero sin distraerse de otras acuciantes preocupaciones públicas como reducir el desempleo de dos dígitos.

No será una tarea fácil.

La administración está a la defensiva después que fallos de inteligencia permitieron que un nigeriano con supuestos lazos con miembros de Al Qaeda en Yemen abordara el 25 de diciembre en Amsterdam un vuelo transoceánico

El hombre es acusado de intentar hacer estallar el avión con explosivos que llevaba escondidos en sus calzoncillos.

Las agencias de espionaje estadounidenses tenían datos sobre el sospechoso, Umar Farouk Abdulmutallab, de 23 años, pero no cruzaron la información que lo hubiera puesto en la lista de personas que no tienen autorizado abordar un avión.

Funcionarios de la Casa Blanca han admitido que el fallido atentado expuso errores que deben ser corregidos, pero restaron importancia a la necesidad de una reforma total del sistema de seguridad de Estados Unidos.

Pero Obama, que regresó el lunes de unas vacaciones de 11 días en su estado natal, fue criticado por republicanos que acusan a su administración demócrata de ser débil en cuestiones de terrorismo e incapaz de solucionar fallas de inteligencia arrastradas desde los atentados del 11 de septiembre del 2001.

Los republicanos esperan anotarse así puntos de cara a las elecciones de noviembre, para desafiar el control que los demócratas tienen en el Congreso.

YEMEN

Con las tropas de Estados Unidos cada vez más involucradas en combatir a insurgentes talibán en Afganistán y agobiadas con sus responsabilidades en Irak, el fallido ataque de Navidad atizó las dudas sobre si se ha prestado suficiente atención a Yemen, un país pobre e inestable en la punta de la Península Arábiga.

Pese a la atención de la administración y los medios en el intento de atentado, el portavoz de la Casa Blanca, Bill Burton, dijo que no esperaba que el asunto impida a Obama tomar medidas sobre empleo, la reforma del sistema de salud y otros puntos de su agenda.

"Cuando uno es presidente de Estados Unidos debe ser capaz de caminar y mascar chicle al mismo tiempo", dijo Burton el lunes.

La administración quería concentrarse tras las fiestas de Fin de Año en la recuperación económica, la creación de empleos y responder a las encuestas que muestran que esos son los temas que más preocupan a los estadounidenses.

Era claro, sin embargo, que los temas de seguridad nacional y sus ramificaciones políticas absorberían a Obama más tiempo de lo previsto, a medida que el mandatario se acerca al primer año de su presidencia.

(Reporte adicional de Ben Berkowitz en Amsterdam; editado en español por Esteban Israel)

fuente news de yahoo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada