martes, febrero 09, 2010

«Estamos a medio gas, pero nuestra confianza es total», afirma Carlos Rodríguez


Carlos Rodríguez y Mari Luz Lamelas en el laboratorio de Projecth en el Hospital de Jove

Parece INCREÍBLE pero es real. Van pasando los meses y seguimos casi como al principio. La final, sería lamentable que acabara en otro país, aunque tal parece que es lo que desean nuestros "gobernantes". ¿Será que en Japón por ejemplo no tienen las "imposibilidades legales" que hay aquí?. ¿Cómo es que en Andalucía tampoco las tienen?.

«Estamos a medio gas, pero nuestra confianza es total», afirma Carlos Rodríguez





«A medida que avanzamos con la investigación lo veo con más optimismo y, aunque ahora estamos a medio gas, tengo mucha confianza en todo lo que hacemos». Carlos Rodríguez no es un investigador al uso. Con él no caben las reservas propias y típicas de las que suele hacer gala su gremio. Para él, el hecho de que no tengan financiación suficiente ni siquiera para empezar los ensayos preclínicos en animales -fase obligada en cualquier estudio con visos de aplicación terapéutica- «sólo nos amarga un poco la vida porque nos hace avanzar a un ritmo más lento de lo que querríamos, pero creemos que esas posibilidades económicas llegarán a no tardar mucho», afirma.

Los estudios con ratones los tendrán que hacer en una animalario autorizado subcontratado, puesto que no disponen de medios propios. En la actualidad son algo más de media docena de personas las que siguen ligadas a la investigación con células madre uterinas que se lleva a cabo en Jove. Una investigación que avanza y se refuerza «en todo lo que tiene que ver con el aislamiento, los métodos de crecimiento, y el estudio bioquímico de las células», cuenta Rodríguez. Pero que no puede caminar más allá «porque seguimos a la espera de que alguien nos avale. No me cansaré de decir que sólo necesitamos un crédito, que podría ser de 1,5 millones, para seguir planificando el trabajo. Buscamos un crédito porque nuestra intención es gastarlo en producir algo importante, que nos permitirá devolverlo con creces. En todo esto lo importante siempre es tener un descubrimiento, y ése lo tenemos. De llegarnos el dinero, en quince días podríamos estar empezando con los experimentos en fase preclínica en animales», sostiene el director general de Projech, que en unos días viaja a Japón «porque también allí hay interés por seguir esta investigación».

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada