miércoles, marzo 10, 2010

En caso de Elvira Roda en los Medios.

Elvira padece Sensibilidad Química Múltiple(SQM), vive enferma, aislada y abandonada por las autoridades de nuestro país.



Muchas gracias a Ana Rosa por hacerse eco una vez más y por tener la sensibilidad suficiente para hablar de ello con rigor y seriedad, algo muy conveniente en un periodista pero en éste caso más, por la crudeza de lo que estamos hablando.

Desgraciadamente como sabéis no es el único caso, y lo peor es que van en aumento, precisamente por la falta de control ambiental y el "todo vale" de nuestros gobiernos y su falta de sensibilidad. ¿Cuántos más tienen que enfermar para que tomen medidas?. ¿Están esperando a que enfermen algunos de sus hijos quizás?. Somos ya unos cuantos miles en toda España.

Tenéis un artículo sobre ésto y la última charla en Biocultura en el sitio de Carlos de Prada.

El “pocero” abandona a la “chica burbuja”. Y la Sensibilidad Química Múltiple en Biocultura Valencia


Así como en el grupo de Facebook de Isa Ariño y Cathy Van Riel: Afectados/as por el Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple. (en él podeis acceder al video del programa, a mí me está resultando imposible subirlo al blog)

Y el testimonio de otra enferma, M.R.E., que enfermó tras exposición a fotocopiadoras(otro caso de enfermedad laboral no reconocido), en Rebelión en el que cuenta su historia y la imposibilidad de acceder a un trabajo precisamente por su SQM.:

En el caso de que en el futuro se viera obligada a efectuar algún trabajo fuera de casa debería buscar algo“donde no tenga que coger transportes llenos de perfumes y humos, y en algún lugar donde no se utilicen limpiadores fuertes ni ambientadores ni se permita fumar”. Además, añade, debería advertir que si van a pintar o a desinfectar los locales donde se encontrara “debería alejarme un tiempo suficiente, muchos días, quizás semanas”. En esas condiciones, sus verdaderas condiciones, “la posibilidad de que yo obtenga un trabajo es ridícula”.

Si a ésto le añadimos, los suavizantes(tanto de los vecinos como de los posibles compañeros de ese hipotético trabajo), colonias(sean fuertes o "suaves"), maquillajes, detergentes varios, desodorantes, limpiadores "suaves", luces y un larguísimo etcétera, ¿DÓNDE existe un trabajo así?. Un lugar donde ni nosotras ni nadie que nos rodee lleve éstas cosas.Ya no es solo que estemos incapacitadas para trabajar es que tampoco tenemos acceso a un trabajo adaptado a nuestra discapacidad, sencillamente NO EXISTEN. Estamos enfermas, sí, pero seguimos con ganas de hacer cosas, ¡de vivir!, es el "sistema" el que nos aisla, no nosotras.

En el fondo todos los afectados de SQM son enfermos laborales, enfermos ambientales, pero ni eso se nos reconoce y, por no reconocersenos, ni tan siquiera somos reconocidos como enfermos comunes. ¿Será que no existimos entonces?. Los casos están ahí, y las personas tb. (detrás de los casos ,no se nos olvide que hay SERES HUMANOS), se cuentan por miles y día a día cada vez hay más. ¿Que hacemos, DÓNDE nos metemos?. Si todos esos productos hacen daño a tantísima gente, ¿porqué no se toman medidas contra ellos?. En el mercado hay miles de productos que se comercializan(y que son utilizados por tanto) pero sin haber demostrado inocuidad alguna previamente. ¿QUIEN tiene la culpa?. Enfermamos por culpa de otros, nos dejan en la miseria, sin recursos ni medio alguno de subsistencia, aislados totalmente de la "sociedad" y encima ni siquiera tenemos ayudas para paliar mínimamente nuestra enfermedad(purificadores, suplementos, alimentos ecológicos, productos sin químicos, adaptación del hogar,......). ¿Que crimen hemos cometido?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada