domingo, marzo 28, 2010

Ignacio Blanco, «Asturiano del mes» de febrero por su investigación pionera sobre fibromialgia

Ignacio Blanco, «Asturiano del mes» de febrero por su investigación pionera sobre fibromialgia

Los trabajos del médico del Hospital Valle del Nalón han alcanzado una difusión mundial y han impulsado a los colectivos internacionales de enfermos a reclamar que continúe con su labor

El doctor Ignacio Blanco, con Shane Fitch, presidenta en España de la Fundación Alpha1.
El doctor Ignacio Blanco, con Shane Fitch, presidenta en España de la Fundación Alpha1. nacho orejas
MULTIMEDIA
NOTICIAS RELACIONADAS

Oviedo, P. Á.

El neumólogo Ignacio Blanco ha sido designado «Asturiano del mes» de febrero de LA NUEVA ESPAÑA como reconocimiento a sus investigaciones sobre la fibromialgia, que han alcanzado una amplia difusión tanto en España como fuera de nuestras fronteras. La incidencia de sus trabajos ha sido puesta de relieve especialmente en las últimas semanas, con motivo de la jubilación del doctor Blanco, especialista del Hospital Valle del Nalón. La Sociedad Americana de Fibromialgia le ha incluido como ponente en un congreso que celebrará en Toledo.

El doctor Blanco cumplió 65 años el pasado mes de mayo. En diciembre fue jubilado. En los últimos tiempos se ha convertido en un referente mundial del estudio de la alfa1-antitripsina (AAT). Asimismo, es el coordinador del registro nacional de pacientes que sufren los trastornos generados por el déficit de esta proteína.

La jubilación de Ignacio Blanco, oficializada el pasado mes de diciembre, originó una movilización de los afectados por el déficit de AAT. En febrero, la Fundación Alpha1, con sede en Estados Unidos, emitió un comunicado público en el que reclamaba que el doctor Blanco continuara investigando. Su presidenta en España, Shane Fitch, viajó a Asturias para subrayar esta demanda. Entre tanto, John Walsh, cofundador y responsable a nivel mundial de la citada fundación, declaró que «el trabajo realizado por el doctor Blanco en las últimas décadas ha sido de gran importancia a nivel mundial» y añadió que «su trabajo todavía tiene gran potencial de exploración».

Los inicios de Ignacio Blanco en la investigación de la fibromialgia estuvieron marcados por una cierta casualidad. Inicialmente, su interés por la AAT se centraba en el papel que desempeña en algunas enfermedades respiratorias. Pero, de forma casual, descubrió que también está crucialmente implicada en la aparición de la fibromialgia, un síndrome de incidencia creciente, particularmente entre las mujeres, caracterizado por dolores de larga duración en los músculos y en las articulaciones de todo el cuerpo.

Recientemente, el neumólogo observó que la fibromialgia está originada por la acción de los mastocitos, células implicadas en numerosos procesos inflamatorios. Sus hallazgos han quedado plasmados en varios artículos publicados en revistas internacionales de impacto, lo que ha provocado que le lluevan invitaciones a eventos científicos en medio mundo. Además, es autor de dos patentes. El mes que viene tendrá que exponer los resultados de sus investigaciones en el Instituto de Salud Carlos III, entidad que lo tiene becado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada