martes, abril 13, 2010

Emvisesa deniega una VPO a la familia de un autista porque no necesita silla de ruedas

La madre del joven advierte que su hijo "tiene problemas de movilidad"
Su padre lleva en paro tres años y cobra 400 euros al mes
Europa Press | Sevilla
Actualizado martes 13/04/2010 12:41 horas

La empresa municipal de la vivienda de Sevilla (Emvisesa) ha denegado una vivienda de protección oficial (VPO) a la familia de un joven autista de 18 años, que resultó agraciada en el último sorteo, porque no necesita silla de ruedas pese a tener reconocida una minusvalía del 78%.

La madre del joven, María del Carmen Díaz Cano, ha explicado que a su hijo le fue adjudicada una VPO del cupo de minusválidos de la promoción de Torrelaguna (Torreblanca) en el último sorteo de Emvisesa, celebrado el pasado 16 de diciembre, tras lo cual registró todo el papeleo que le fueron solicitando, "el certificado de minusvalía, el informe de la Ley de Dependencia, el certificado de movilidad reducida y todo lo que pedían".

"Me dijeron que estaba todo y que harían el baremo y nos mandarían carta para reservar la vivienda, pero en la carta que esperábamos nos decían que nos salíamos del cupo porque mi hijo no tiene silla de ruedas", ha lamentado María del Carmen, quien ha aclarado que el joven "tiene una minusvalía del 78%, no puede hacer nada solo, aunque no tiene sillita no se sabe si dentro de un par de años la va a necesitar, porque tiene problemas de movilidad".

Además, ha aclarado que se encuentran con grandes dificultades para bañarlo, porque además de movilidad reducida, el joven tiene sobrepeso. "Mi marido ha colocado unas agarraderas en la bañera para que pueda meterse y tiene que bañarlo él porque yo tengo fibromialgia y no puedo manejarlo", ha añadido.

En cuanto a la situación económica de la familia, ha explicado que su marido, de 56 años, lleva tres en paro y está cobrando el subsidio de 400 euros. Viven en un piso de alquiler en el Parque Alcosa, por el que pagan cerca de 600 euros, a lo que se suman los gastos derivados de la educación especial que requiere su hijo, por lo que aunque reciben una beca y una retribución en virtud de la Ley de la Dependencia, "no alcanza para todo".

"No podemos pagarlo", ha asegurado María del Carmen, quien ha considerado que "lo que te dan en un sorteo ante notario no te lo pueden quitar", aunque se mostró flexible al respecto. "Si no puedan darnos una vivienda para minusválidos, porque entiendo que una persona con silla de ruedas la necesita más que nosotros, que nos den otra, sólo queremos un piso que podamos pagar", ha concluido.

No cumple los requisitos

Emvisesa ha aclarado que el joven autista no cumple los requisitos del cupo de viviendas adaptadas al que optó, en los que se especifica que "se exigirá poseer Certificado de Vivienda adaptada para persona confinada en silla de ruedas o de movilidad reducida expedido por la Junta de Andalucía, Consejería de Igualdad y Bienestar Social".

Además, han aclarado que "el 12 de enero se envía una carta a los seleccionados en sorteo", en la que se especifica que "la inclusión en la lista de seleccionados no supone la adquisición de derecho alguno por parte del solicitante, toda vez que con posterioridad al sorteo se procederá a la comprobación del cumplimiento de los requisitos exigidos por la normativa vigente".

De igual modo, han concretado que en febrero comenzaron a "citar a los seleccionados para que aporten la documentación acreditativa de cumplimento de los requisitos para, en caso de cumplirlos, ser adjudicatarios de las viviendas" y fue entonces cuando se le requirió a María del Carmen Díaz Cano el Certificado de Vivienda.

Sin embargo, han señalado que estos solicitantes no presentaron dicho certificado, aunque sí "dos certificados de minusvalía psíquica y ambos especifican que la persona 'puede deambular', eso es, que no presenta movilidad reducida".
Publicado hoy en El Mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada