jueves, mayo 06, 2010

Contra el síndrome crónico del olvido

Defensor de los afectados por el Síndrome de Fatiga Crónica. Además de conferencias y publicaciones sobre la enfermedad que padece, este abogado ofrece asistencia jurídica a los afectados y colabora en la organización de jornadas o actos como el de mañana en defensa de los enfermos del Síndrome de Fatiga Crónica, Fibromialgia o el Síndrome Químico Múltiple

Ana Fernández | Actualizado 04.05.2010 - 05:03

Abogado de raza, en 1992, a raíz del desencadenamiento de su "extraña enfermedad", denominada Síndrome de Fatiga Crónica (SFC), y ante el desconocimiento de la misma, Juan Palma se volcó en el estudio de su patología. Comenzó asociándose a la Cfids of América, entidad a la que sigue perteneciendo, y más tarde, tras especializarse en la enfermedad, pasó a formar parte de la Asociación Andaluza de Afectados por el SFC (encefalomielitis miálgica). Mañana miércoles, con ocasión del Día Mundial de la Fibromialgia, el Síndrome de Fatiga Crónica y sumándose el Síndrome Químico Múltiple -enfermedades neurodegenerativas y musculoesqueléticas que causan "trastornos auténticos, graves e incapacitantes, y no psiquiátricos, ni psicológicos (y mucho menos imaginarios), como algunos han pensado hasta ahora"- se celebrará a las 20:00 una misa en la Catedral, presidida por el arzobispo Juan José Asenjo, seguido de una concentración en la Plaza Virgen de los Reyes, donde se leerá un manifiesto en defensa por los afectados de estas dolencias. El Arzobispado, asociaciones, hermandades, colegios profesionales, entre otras instituciones, se sumarán a este acto multitudinario de índole nacional con el fin de pedir solidaridad y concienciación sobre unas enfermedades "que causan mucho dolor y que afectan a nuestra vida personal, familiar, económica y laboral. Y que, además, los afectados no nos sentimos suficientemente protegidos por el sistema sanitario público".
Diario de Sevilla.

Nota: La Misa como sabéis fue AYER y por lo que pude saber por lo poco que conseguí hablar con Marifé, fue TODO UN ÉXITO, con numeroso público y un nutridísimo número de representantes públicos de diferentes ámbitos. Y el Arzobispo muy implicado y reivindicativo. Una gozada, vamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada