martes, junio 15, 2010

Parámetros químicos y microbiológicos como posibles indicadores de virus entéricos humanos en las aguas superficiales.Publicación en línea 7 de Junio

¡Interesante publicación!. Los métodos con los que se miden la calidad y seguridad de las aguas, parece ser que no son FIABLES como demuestra ésta publicación(eso contando con que se miren las aguas, que por desgracia muchas veces ésto tampoco sucede por "problemas de competencias", de no saber a quien compete su control y demás.- como el caso de la presencia de mercurio en Jove por ejemplo en que la responsable de Medio Ambiente(Dulce Gallego) decía ser competencia del Principado de Asturias(Agencia de Sanidad Ambiental y Consumo, dirigida por el Sr. Llaneza y dependiente de la Consejería de Sanidad del Sr. Quirós) y éste a su vez, decía ser competencia(ahora no recuerdo) o de la propia concejala ¡o de Madrid!. Vamos que no era cosa suya tampoco, eso sí que me quedó claro.

International Journal of Hygiene and Environmental Health
Volume 213, Issue 3, June 2010, Pages 210-216

First Ph.D. student seminar on "Water & Health" organized within the "Cannes Water Symposium", Cannes, July 2009

Referencias y lecturas adicionales pueden estar disponibles para este artículo. Para ver las referencias y lectura adicional debe adquirir este artículo.

Jurzika Lars, 1,,, Hamzaa Ahmed Ibrahim, 1, 2, Puchertb Wilfried, Klaus Überlac Wilhelma y Michael

un Departamento de Higiene, Medicina Social y Ambiental de la Ruhr-Universität Bochum, Alemania

b Departamento de Salud del Estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental, Schwerin, Alemania

C Departamento de Virología Molecular y Médica, Ruhr-University Bochum, Alemania

Recibido 02 2010 19; 7 revisado de mayo 2010, aceptado 07 de mayo 2010. Disponible en línea 07 de junio 2010.

Resumen
Todavía hay resultados contradictorios sobre la idoneidad de los parámetros químicos y microbiológicos como indicadores de la contaminación viral de las aguas superficiales. En este estudio, realizado durante 20 meses, la abundancia de adenovirus humanos, poliomavirus humanos, enterovirus, rotavirus grupo A y norovirus se determinó en Ruhr y el Rin, Alemania. Además, la prevalencia de los diferentes indicadores posibles, tales como los colifagos somáticos, E. coli, enterococos intestinales y coliformes totales también se consideró. Por otra parte, el parámetro químico TCPP (tris-(2-cloro-, 1-metil-etil)-fosfato), que se caracteriza por la estabilidad del medio ambiente y de origen humano, se incluyó. Por otra parte, los parámetros químicos (fluoruro, cloruro, nitrato, nitrito, bromuro, fosfato y sulfato) que pueden influir en la estabilidad y, posteriormente, las tasas de detección de virus en el medio acuático se midieron. Cuantitativa en tiempo real (RT-) PCR y prueba de doble capa de agar se utilizaron para la cuantificación de virus entéricos humanos y de colifagos somáticos, respectivamente. El análisis de E. coli, coliformes totales y enterococos intestinales se realizaron con respecto al método de referencia estándar. Los parámetros químicos fueron medidos por cromatografía líquida de los iones y por detector de cromatografía de gases-fotómetro de llama (GC-FPD), respectivamente. Hemos demostrado que el adenovirus humanos tuvieron la tasa de detección más altas (96,3%), seguidas de los colifagos somáticos (73,5%), poliomavirus humanos (68,6%), y el rotavirus (63,5%). Sin embargo, el norovirus GII y enterovirus fueron encontrados en sólo el 25,7 y el 17,8%, respectivamente. La concentración del genoma viral varió entre el 16 y el 1,1 × 106 gen. equ. / l (en equivalentes de genoma / l), mientras que las concentraciones para TCPP osciló entre 0,01 y 0,9 mg / l. Los resultados de la correlación de Pearson no mostraron ninguna relación entre TCPP y cualquier otro parámetro microbiológico. Ninguno de los parámetros químicos ensayados una correlación negativa, y por lo tanto no influyen en la estabilidad de los virus entéricos. Llegamos a la conclusión de que ni TCPP ni ningún otro producto químico o un parámetro microbiológico puede ser utilizado como un indicador fiable para detectar la presencia de virus entéricos en el agua del río.

Acceso a la publicación en SCIENCE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada