martes, septiembre 28, 2010

El escolta en huelga de hambre para pedir poder conciliar su vida laboral y familiar deja momentaneamente la huelga.

La empresa para la que trabajaba, parece ser que perdió la mayoría de obra para el Gobierno Vasco y se le abre la posibilidad de que le contrate otra empresa. Esperemos que la nueva sea más sensible. Tan solo es un padre con una niña de 3 años y está pidiendo lo que supuestamente le corresponde por ley ¡poder compatibilizar trabajo y familia!.

Es una excelente noticia: Abandona su huelga de hambre de 43 días. (la empezó el 15 de agosto). Triste que tuviera que ponerse él tambien en huelga de hambre por ésto. Yo sigo sin entender cómo se puede permitir a empresas que trabajan para la Administración(que lo pagamos todos y todas) traten tan mal a sus empleados y se mire para otro lado.
Esperemos que la nueva empresa sea sensible, porque si no, todavía puede suceder que se quede sin trabajo(que todo puede ocurrir y cosas peores ya hemos visto. Mismamente a él le ha negado una jueza ese derecho).

No dice de qué es escolta pero cabe imaginarselo. Es lamentable que estén a merced de quien les contrate y cambiando cada poco de "patrón".

Conozco más casos de escoltas que aun a pesar de estar incapacitados para trabajar(por tener alguna lesión incompatible), ¡no les jubilan!: ni administrativamente, ni judicialmente. Nada. Tienen que seguir trabajando, escoltando a los mismos que los oprimen(paradojas tiene la vida). Pero claro ¡ésto tampoco sale en los medios, porque no interesa!.

¡Cruzaré los dedos por él!.

Noticia completa en ABC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada