lunes, octubre 18, 2010

Un Premio Nobel ve posible el triunfo contra el cáncer para 2020

INVESTIGACIÓN GENÉTICA
Un Premio Nobel ve posible el triunfo contra el cáncer para 2020
James D.Watson, uno de los padres de la biología molecular galardonado en 1962 con el Premio Nobel en Fisiología y Medicina, cree que la batalla contra el cáncer podría estar resuelta en el horizonte de 2020
11.10.10 - 14:36 - EFE MADRID

El estadounidense James D.Watson, uno de los padres de la biología molecular galardonado en 1962 con el Premio Nobel en Fisiología y Medicina, cree que la batalla contra el cáncer podría estar resuelta dentro de una década, en el horizonte de 2020.
Doctor en Zoología por la Universidad de Chicago, el octogenario Watson fue premiado con ese galardón, junto con el británico Francis Crick, por su propuesta de "doble hélice" en la estructura del ADN, y esta semana visitó Madrid, en donde impartió una conferencia magistral, en la Fundación Rafael del Pino, sobre aquel trascendental descubrimiento genético, en 1953.
Este investigador, que además es Académico de las Artes y las Ciencias y de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos, así como Académico de las Artes y las Ciencias de Dinamarca y miembro de la Royal Society, ha explicado a EFE durante una entrevista, que el triunfo contra el cáncer "no es cuestión ya de dinero, sino de verdadero deseo".
El descenso de los costes en la investigación ha permitido que el dinero no sea un obstáculo y que los avances sólo se vean afectados por la rapidez con la que las sociedades están dispuestas a aplicar estos conocimientos, según Watson, quien también es doctor Honoris Causa por varias universidades y consultor del Comité Asesor Científico del presidente de Estados Unidos.
En su opinión, una de las principales trabas que persiste para terminar con el cáncer tiene que ver con las excesivas regulaciones que limitan las investigaciones y la experimentación.
Según el profesor, tras cuatro décadas de avances científicos contra el cáncer, reforzados con el logro de la secuenciación del genoma humano que propició el salto de la investigación genética a la bioquímica para el desarrollo de fármacos más efectivos e individualizados contra la enfermedad, otros diez años más de trabajos parecen suficientes para acabar con el cáncer.
"No podemos conformarnos con alargar a un horizonte de otros veinte años o más la solución. Una década parece tiempo suficiente, siempre y cuando exista un deseo auténtico de vencer esta enfermedad así como una apuesta decidida de aplicar cuanto antes todo el conocimiento del que se dispone", según Watson.
Este investigador, que fue la primera persona del mundo en disponer del mapa genético de sí mismo, recordó que en el momento en el que lo obtuvo el coste de ello ascendía a un millón de dólares mientras que ahora sería de 10.000 dólares y dentro de cinco años probablemente alrededor de mil.
Los datos dan idea del abaratamiento de las técnicas según va pasando el tiempo, lo que hace pensar, dijo, que en un futuro próximo, cualquier individuo podría tener descifrado a un precio asequible su mapa genético y con ello, disponer de información sobre las enfermedades que tiene más disposición a desarrollar.
Watson, quien dirigió el Proyecto Genoma Humano desde 1988 hasta 1992, cuando dimitió en protesta por los intentos de algunos colegas de patentar los genes, está convencido de que estos últimos también influyen en el comportamiento de las personas y piensa además que, en este siglo se verá cómo prolifera el estudio de las relaciones entre el ADN y las funciones cerebrales.
Las investigaciones del Premio Nobel a lo largo de los años han permitido interpretar el código genético insertado en las secuencias del ADN y descubrir el llamado "mecanismo de traducción", mediante el cual el ARN mensajero transfiere el código genético del ADN a las estructuras productoras de proteínas en el interior de la célula.
Algunas de sus declaraciones sobre la mayor o menor inteligencia de ciertas razas por motivos genéticos fueron motivo de polémica en el pasado; desde 1956, forma parte del Departamento de Biología de la Universidad de Harvard, del que es profesor desde 1961.
En 1968 comenzó a dirigir el Laboratorio de biología cuantitativa de Cold Spring Harbor en Nueva York,institución de la que es Consejero Emérito desde 2008.

Sociedad
Nobel de Química por abrir rutas en la lucha contra el cáncer

Un estadounidense y dos japoneses comparten el prestigioso galardón

07.10.10 - 03:06 - COLPISA / AFP ESTOCOLMO.

El Premio Nobel de Química ha ido a parar a manos de dos japoneses y un norteamericano por haber creado las herramientas más sofisticadas de la química, abriendo el camino a tratamientos contra el cáncer y a productos electrónicos y plásticos revolucionarios. El Comité Nobel galardonó al norteamericano Richard Heck (79 años) y a los japoneses Ei-ichi Negishi (75) y Akira Suzuki (80).
Los descubrimientos de los tres laureados permitieron a cientos de científicos sintetizar numerosas sustancias presentes en la naturaleza en todo el planeta, desde los mares italianos hasta los océanos de Filipinas pasando por la jungla indonesia de Borneo, explicó el comité.
Los tres químicos fueron distinguidos por sus investigaciones sobre «el acoplamiento cruzado del paladio catalizado», un conjunto de reacciones químicas del carbono obtenidas gracias a un catalizador que utiliza ese metal. Cada uno de los laureados dio su nombre a una de esas reacciones químicas.


Nuevos medicamentos


«La reacción Heck, la reacción Negishi y la reacción Suzuki tienen una gran importancia para los químicos, ya que permiten la creación de elementos químicos cada vez más complejos» y son «importantes herramientas para la búsqueda de nuevos medicamentos», señaló el jurado.
Permitieron, entre otras cosas, la síntesis de la diazomanide A, extraída de un pequeño invertebrado marino de Filipinas y eficaz en el tratamiento de las células cancerosas del colon, y de la dragmacidina F, presente en una esponja marina italiana y utilizada en el tratamientos del herpes y del sida.


El acoplamiento cruzado del paladio catalizado es útil asimismo en los progresos de los antibióticos contra las bacterias resistentes. En la industria electrónica sirve para producir pantallas ultraplanas de sólo «unos milímetros», explicó el comité.

Fuente El Comercio días 7 y 11 de Octubre

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada