viernes, abril 09, 2010

Querella contra dos funcionarias de Reus por Acoso Laboral

¡Otra!. Ésta con puesto de CONSERJE. ¡Viva la ADAPTACIÓN

DEL PUESTO DE TRABAJO de las ADMINISTRACIONES PÚBLICAS!.

¡Y VIVA LA INTEGRACIÓN SOCIAL!.


Querella contra dos funcionarias de Reus

Otra trabajadora del Ayuntamiento les acusa

de acoso laboral

Silvia Rodríguez González, una funcionaria del Ayuntamiento de Reus, que ganó su plaza de conserje después de la correspondiente oposición, ha presentado una querella contra sus jefes, dos funcionarias de la alcaldía, por un supuesto acoso laboral, que la querellante atribuye a "represalias" por "no pertenecer a la formación política" que controla el Ayuntamiento.

La querella, según el texto de la misma, se ha presentado, en concreto, por los presuntos delitos de coacciones, contra el derecho de los trabajadores, amenazas y contra los derechos fundamentales. Ha sido inicialmente admitida a trámite por el juzgado, aunque las querelladas han presentado un recurso de reforma contra esta admisión, sin que todavía se haya producido una resolución sobre este recurso.

La funcionaria ha manifestado que tuvo que afrontar diversos obstáculos, que atribuye al hecho de no pertenecer a la formación política que gobierna el Ayuntamiento, para superar las oposiciones, e incluso para conseguir que le dieran el puesto de trabajo una vez que había pasado satisfactoriamente las pruebas.

Ha afirmado que, durante las gestiones y reclamaciones que realizó ante diversos responsables municipales, incluido el alcalde, Lluís Miquel Pérez, del PSC, en algún caso incluso se le preguntó si pertenecía a este partido político. En la querella se asegura que "la querellante temía que si no obedecía (...), podría incluso acabar perdiendo su puesto de trabajo".

La querellante considera que una de las causas de las "represalias" es su buena relación con el concejal Ariel Abel Santamaría Matas, de la Coordinadora Reusenca Independent (Cori), que, según el texto de la querella, "no ha sido bien recibido por la alcaldía y el resto del equipo de gobierno".

También se indica que, a causa de sus quejas por los problemas y dificultades que se le planteaban para desarrollar con normalidad su trabajo, la respuesta de sus jefas, las dos querelladas, era: "Si no te gusta, es lo que hay. Pide un cambio de puesto o vete".

A pesar de todo, la funcionaria, afectada por fibromialgia y una hernia discal, ha afirmado que fue objeto de diversas "represalias", y "presiones" a lo largo de varios años, que culminaron con un traslado a otro puesto de trabajo, que considera "injustificado".

A raíz de este traslado, tomó la decisión de presentar la querella, que ha sido admitida a trámite por un juzgado de instrucción de Reus, aunque considera que, debido a diversas cuestiones de tipo procesal, la querella está encontrando muchas dificultades en su tramitación.

Preguntada sobre si cree que, en caso de que sean judicialmente citados, sus compañeros del Ayuntamiento están dispuestos a declarar a su favor, ha dicho: "No creo, porque tienen un justificado miedo a represalias".

Fuentes oficiales Ayuntamiento de Reus, consultadas por e-notícies, dijeron que, como institución, el Ayuntamiento no es parte afectada en esta cuestión. De todas formas, indicaron que "una de las querelladas nos ha transmitido la reflexión de que, como se ha interpuesto un recurso contra la admisión a trámite de la querella, y aún no hay decisión sobre este recurso, considera que, jurídicamente, la querella aún no está admitida por el juzgado".

Publicado hoy en e-noticias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada