miércoles, octubre 20, 2010

Innovación que alimenta

ESPAÑA Biotecnología Verde - sector agrario

27/01/2010


Fuente: NorteCastilla.es

AUTOR:Á. BLANCO

La veintena de firmas y universidades de la región que forman la agrupación analizan hoy sus progresos en I+D alimentario El cluster biotecnológico Vitartis trabaja en la obtención de nuevos conservantes naturales

Pese a que a bote pronto pueda parecerlo, hablar de I+D no es sólo hablar de ingenios aeroespaciales y patentes relacionadas con los microchips y las telecomunicaciones. La innovación también mezcla bien, por ejemplo, con el vino y las galletas. La I+D (Investigación y Desarrollo) se convierte en estos casos en biotecnología en la jerga del sector, y en román paladino puede servir para elaborar conservantes alimentarios que prescindan de los ingredientes artificiales.

La sociedad Vitartis -una agrupación empresarial dedicada a la innovación agroalimentaria que vio la luz el año pasado y está formada por instituciones, centros tecnológicos y grupos empresariales de Castilla y León relacionados con el sector de la alimentación- celebra hoy su asamblea general en el Centro de I+D del Grupo Siro en la localidad segoviana de El Espinar.

La sociedad Vitartis tiene actualmente en marcha un programa de recopilación de información de biosoluciones desarrolladas por empresas biotecnológicas de Castilla y León con el fin de aplicarlas en el sector agroalimentario. También trabaja ya en su primer proyecto propio de I+D, que ha denominado 'Diana'. En la actualidad, para que los alimentos envasados conserven su sabor y color originales, las empresas alimentarias deben recurrir a antioxidantes en muchos casos artificiales cuya mera mención quita el hambre. Véase si no el caso del 'butilhidroxianisol', que los fabricantes eluden citar en su listado de ingredientes y al que se refieren con un aséptico 'E-320'.

A priori parece evidente que son preferibles los conservantes naturales a los artificiales, sobre los que siempre pesa la sospecha de si serán ciertos los rumores que circulan por Internet de que pueden provocar cáncer. Sin embargo, las sustancias naturales que poseen virtudes antioxidantes no siempre son seguras para la salud humana, o tienen un sabor propio fuerte y característico que las invalida para su uso como aditivo. Los conservantes naturales, pues, no sólo hay que descubrirlos, sino que deben someterse a rigurosos análisis para evaluar su seguridad.

El objetivo del proyecto Diana es «la obtención de productos saludables mediante la inclusión, en distintas matrices alimentarias, de nuevas formulaciones de antioxidantes naturales obtenidos a través de nuevos procesos biotecnológicos de extracción a partir de matrices vegetales y residuos de la industria agroalimentaria».

La empresa líder de este macroproyecto es la Bodega Matarromera que preside Carlos Moro, también presidente de Vitartis. Junto con la bodega vallisoletana forman el consorcio la Harinera Emilio Esteban, Productos Solubles S.A., Hispanagar, Abrobiotec y Lácteos Artesanos de Medina. Los centros tecnológicos implicados en este proyecto para el desarrollo de las tareas de investigación son la Fundación Cartif, Inbiotec y Cetece, así como los grupos de investigación de las universidades de Salamanca, Burgos y León.

Los integrantes de Vitartis escenificarán hoy por segunda vez una reunión del 'cluster' (un grupo de agentes relacionados por un mercado o producto, en una zona determinada y que conforman un polo de conocimiento especializado que persigue obtener ventajas competitivas) que les servirá para poner en común sus progresos particulares. Según explicó Cristina Ramírez, secretaria técnica de Vitartis en representación de Cartif (el centro tecnológico del Parque de Boecillo), durante el encuentro el grupo industrial que preside Juan Manuel González Serna, que ejercerá de anfitrión del resto de socios, presentará los proyectos que va a desarrollar en su todavía no inaugurado oficialmente centro de innovación.



Las fundaciones de la cuatro universidades públicas de la comunidad (Burgos, León, Salamanca y Valladolid) también tendrán su turno correspondiente para intercambiar las experiencias de sus respectivas actividades en el sector de la biotecnología. Asimismo, la docena de empresas adscritas al cluster tendrán la oportunidad de comentar sus inquietudes en este campo.



En su acta fundacional, Vitartis se fija el objetivo de «aprovechar las sinergias existentes entre los sectores participantes y lograr así un mayor desarrollo del sector biotecnológico y la innovación en el agroalimentario, utilizando todos los recursos disponibles para ello a nivel regional, nacional e internacional».



Para ello impulsa proyectos en cooperación de amplio alcance, proyectos de refuerzo de la competitividad en los segmentos 'food service' y 'gourmet', programas de apoyo a la creación de 'spin-offs' (filiales) y la colaboración con otros clusters europeos. Los integrantes de Vitartis aprovecharán también la reunión para preparar el I Congreso de Biotecnología Agroalimentaria, que se celebrará los días 19 y 20 de mayo en la Feria de Valladolid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada