domingo, mayo 09, 2010

Nordeste Tóxico en Aboño







Los habitantes de la localidad carreñense conviven a diario con la contaminación provocada por la mayor concentración de industria pesada de Asturias



Nordeste tóxico en Aboño

Aboño,

Braulio FERNÁNDEZ

El valle de Aboño, en Carreño, es el lugar de Asturias con el aire más contaminado. Un emplazamiento que, con los años, se ha ido poblando de industria pesada, dejando atrapados entre grandes chimeneas, torretas eléctricas y molinos a sus vecinos. Son gentes que reclaman a las administraciones que les realoje en otras localidades menos castigadas por la polución, aunque, en el fondo, nadie quiere abandonar la zona.

A juicio de los vecinos de Aboño, más que despoblar el valle, lo ideal sería que la central térmica de HC Energía, la cementera de Tudela Veguín, el parque de carbones o el tráfico de camiones para el relleno de El Musel contaminasen menos. Y es que el lugar donde viven se ha ido convirtiendo en un territorio hostil, donde el Nordeste no amenaza con frío, como en el resto de la costa, sino con ceniza, carbón y dióxido de carbono.

En Aboño hay mucha industria y todo apunta a que habrá más en un futuro, pues sobre la zona planea una central de ciclo combinado y otra subestación eléctrica. Pese a ello, los vecinos prefieren centrarse en que las instalaciones que ya están activas rebajen sus emisiones, para, de esa manera, compatibilizar la industria con una cierta calidad de vida. «Hemos pensado en dirigirnos a las empresas, pero entendemos que el interlocutor para ello debería ser el Ayuntamiento de Carreño», explica Pablo Quiroga, uno de los pocos jóvenes que quedan en el valle y que pelea diariamente para exigir un mayor control de las empresas contaminantes.

«Nuestra situación es tercermundista y jamás pensé que podíamos llegar a esto», asegura una vecina del barrio de Otero, Margarita González, que ha pasado toda su vida en Aboño y cuya primera misión diaria es barrer el suelo de carbón, ceniza y «ese polvo metálico que brilla» y que, según parece, llega con el tren torpedo de Arcelor.

«La vida aquí es dura todos los días», indica Margarita González, «pero cuando sopla el Nordeste es aun peor, pues entonces no se puede ni salir de casa». Según apunta, «el viento arrastra toda la contaminación hacia las casas y cuando hay niebla no se escapa».

Para que los vecinos hayan llegado a tener miedo del aire de Aboño han tenido que pasar varias décadas. Ahora, son los propios habitantes de la zona quienes reconocen que la situación medioambiental se agrava cada vez más. «Últimamente, la térmica suelta un montón de material, y el mal olor es crónico y proviene de la depuradora», explica González.

José Ramón Martínez, de 86 años, lamenta que «cuando llega la primavera le digo a la mujer que ya hay lechugas del huerto para comer, pero el entusiasmo sólo dura hasta que veo sus bordes quemados por la contaminación». Aunque reconoce que «está todo muy contaminado», cuando se le pregunta por la posibilidad de irse señala hacia su casa y recuerda lo que le «costó pagarla». A su juicio, lo peor llega las noches de viento, cuando «se ve humo verde salir de la fábrica».

Publicado en La Nueva España.

Nota: las lechugas comidas por la contaminación, por desgracia, no es exclusivo de ese nucleo de población(Carrió, Zona Industrial), si no que se extiende unos kilómetros más arriba(me consta). En cuanto a la afectación para la salud, pues aparte de a ellos, nos afecta a todos los vecinos de Carreño y alrededores, en diferente medida y gravedad, pero a todos, entre otras muchísimas cosas porque es el lugar de paso para ir a nuestro Hospital de Referencia, el de Jove y porque la contaminación no es algo estático(no hay más que ver la que se lió con el volcán en erupción recientemente para darse cuenta). De las noches de viento ya hablé en alguna ocasión en algún blog de SQM, sobre todo cuando apunta para el mar, que aprovechan a tirar más mierda. Debe ser que se piensan que no vuelve. Sobre la "espuma" del río, ya hablé hace un par de días. Éstos días me dá que debieron haber estado dandole "estopa"(ando respirando fatal).

Lo tenéis en la sección fija pero aprovecho a subirlo aquí, podreis ver que "tenemos de tó"(contaminación electromagnética, medioambiental de todo tipo, productos tóxicos a barullo,químicos, ruidos,.....):

Carrió Zona Industrial. 5201.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada