jueves, mayo 13, 2010

Prisioneros del dolor y la fatiga - DiarioMedico.com

Un 2,3 por ciento de españoles podría sufrir fibromialgia.

Diariomedico.com
ESPAÑA
hoy es el día mundial de la fibromialgia

Prisioneros del dolor y la fatiga

Caracterizados por un dolor difuso y continuo en el aparato locomotor, fatiga y trastornos del sueño, la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica constituyen un reto para los médicos. Hoy se quiere concienciar sobre estas patologías que en España podrían afectar a un millón de personas y cuyo tratamiento aún obtiene discretos resultados. No obstante, hay esperanzas de mejorar gracias a la labor de los especialistas implicados en su manejo, los investigadores que indagan en las causas y los profesionales que trabajan en la calidad de vida de los pacientes.

Sonia Moreno - Miércoles, 12 de Mayo de 2010 - Actualizado a las 00:00h.


Tanto la fibromialgia como el síndrome de fatiga crónica (SFC) se engloban dentro de los llamados síndromes de sensibilización central, entre los que se encuentra también el síndrome de intolerancia a sustancias químicas múltiples y el del estrés postraumático. Aunque en la fibromialgia pesa más el cuadro doloroso y en el SFC, la fatiga, lo cierto es que su etiología desconocida y la fata de pruebas objetivas para el diagnóstico puede dificultar la clasificación de estas entidades. Dependiendo del centro y de los síntomas más predominantes, estos pacientes pueden recibir tratamiento de manos de un reumatólogo, un internista o un neurólogo, aunque lo importante es que sea un especialista que domine estos síndromes y los abarque globalmente. Así lo considera Cayetano Alegre, reumatólogo del Hospital Valle de Hebrón y del Instituto Dexeus, en Barcelona, y miembro de la Sociedad Española de Reumatología (SER): "Hay que ser un poco plural, incluir conocimientos de diferentes disciplinas".

A este especialista le escuece un poco que se haga hincapié en el desconocimiento que rodea a la fibromialgia. "Lo cierto es que cada vez sabemos más. Los artículos científicos sobre esta patología se han multiplicado por mil en los últimos años. Estamos dando pasos muy importantes en el conocimiento de la enfermedad y eso es esperanzador". En concreto, en el campo diagnóstico se han introducido mejoras. "Las pautas oficiales por las que nos regimos proceden de la Sociedad Americana de Reumatología, que se elaboraron en la década de 1990. No obstante, se están preparando nuevos criterios con aspectos que faciliten la detección en el primer nivel asistencial. Por ejemplo, se introducen como claves la fatiga y los trastornos del sueño".

Además, se ha avanzado mucho en la investigación básica de los mecanismos implicados en el dolor, al margen de la expectación creada en torno al retrovirus XMRV, y también en el campo del tratamiento. "En Estados Unidos ya se han aprobado las indicaciones específicas para la fibromialgia de ciertos antidepresivos y antiepilépticos y se estudia el empleo de determinados anestésicos". Alegre resume las tres patas del tratamiento, una vez efectuada la clasificación del tipo de paciente: ejercicio físico, abordaje psicológico y farmacoterapia, siempre tras haber clasificado el tipo de paciente. "Cada una de estas patas mejora un 30 por ciento, pero no a todos los enfermos".

El papel de la atención primaria resulta imprescindible en un cuadro que, como desveló el estudio Episer de la SER, afecta al 2,3 por ciento de la población general, sobre todo a mujeres de 40 a 50 años. Junto a la AP, la enfermería también es crucial en el seguimiento de estos pacientes.


¿ES XMRV LA CAUSA?

La obtención de un biomarcador de la fibromialgia y el SFC ayudaría a detectarlas y también a desarrollar tratamientos eficaces. Un soplo de esperanza, o, según se mire, de preocupación, surgió el pasado octubre con la publicación en Science de un trabajo donde se demostraba que hasta dos tercios de una serie de pacientes con SFC presentaban un nuevo retrovirus, XMRV (xenotropic murine leukemia virus-related virus), llamado así por su similitud con un patógeno murino. Las muestras usadas procedían de un brote de SFC epidémico (más de 400 casos) que tuvo lugar en Nevada entre 1984 y 1989. Dos grupos en el Reino Unido y otro en Holanda han buscado el XMRV en otros pacientes con SFC sin éxito. Y dos trabajos, uno de ellos en PLoS One, revelan que antirretrovirales del VIH -AZT, tenofovir y sobre todo, raltegravir- funcionan frente al XMRV. Sobre todo ello se debatió ayer en una reunión en el Colegio de Médicos de Madrid, en la que intervino Vicente Soriano, del Hospital Carlos III, centro de referencia internacional en la investigación retroviral. Soriano considera que aún es pronto para llegar a una concluisón, pero en todo caso se confirma que los retrovirus humanos no acaban en el VIH.


gracias aMaría Matallana de la Asociación Madrilena de SFC por enviarmelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada